Me hice innecesario a tu presencia

 

Me hice inncesario a tu presencia
calé hondo y quise a medias
y sin bastón.

Jugué a ser el mismo viaje
a nadie ni entrever
que ahora pueden esperar.

Cambié de rumbo
a último y vecino minuto
y ése que reía no lo sé.

Repentino testamento
sin fuerzas, padece
que vuelan las noches.

No me dejé velar
ni oración alterna cantaron,
por un mendrugo de pan.

Me hice inncesario a tu presencia
a último y vecino minuto,
sin rastros ni poemas insanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s