Mes: abril 2012

Anuncios

Poema redondo

 

Tal vez te encuentre
en albas más claras,
en la redondez de tu belleza
siendo la misma,
sin el verbo aciago
ni remotas nostalgias,
sin gotas de licor en mis manos.

Tal vez te encuentre
subida en un letrero,
al ritmo del frío cemento,
igualando tu ternura
a escenarios más tristes.

Tal vez regreses en un verso,
te defienda del tiempo
y sea aquél que te escriba
por las noches
y en el día me seas indiferente.

Tal vez seamos un mismo
sueño y jamás despertemos,
jamás regrese escisión del verbo,
nunca jamás el partir a que me dejes,
y dejemos mentiras y cardos celestes.

Tal vez te encuentre,
seas la de siempre y no todos estos
versos que te invento,
seas la que ama demasiado en madrugadas,
la que oculta el llanto con su tacto,
ella, a la que amo tanto.

http://libeasler.blogspot.com/2011/01/poema-redondo.html

Cuántas caricias negó la duda

Para la bella extranjera.

 

Esta es la escena, un par de nostalgias,
pues no somos la mitad de las palabras,
tierno es el desdén,
una tilde va de costado y llueve, esquiva y sangra,
desde hace poco, imagina cuántas venas tiene todavía.
 
Tu noche lame mil versos
y olvida decirte buenos días,
dime una vez más, la última,
cuántas caricias negó la duda.
 
Esta es la escena, un par de nostalgias
oprimen el deseo, las manos sangran
también en primavera,
mientras tanto, el ardor en los espejos
dibuja, cada día, una mitad en celo.
 
Tu noche escribe mil versos
y olvida decirte buenos días,
dime una vez más, la última
cuántas caricias negó la duda.
 
Esta es la escena, un par de cuentos,
algunas voces y tu sino en el bolsillo,
tierno es el desdén,
un reloj se niega a usar preservativo,
desde hace tanto, imagina cuántas noches tiene todavía.
 
Tu noche escribe mil versos
y olvida decirte buenos días,
dime una vez más, la última,
cuántas dudas negó la caricia.