Poema quieto

 

Tengo derecho a no soñar,
solar y amanecer,
destino tierno.

Tengo algún diverso
y correcto inverso,
tienes ganas de amar.

Tengo derecho
y tango tu nombre,
y fisiología de dudas.

Cantarte y venas
fluyen, las humanas
indignan al andar.

Amar las dudas
por luego estilo,
te inquieto y sueño.

Soñar contigo,
tal vez no siempre,
tantito y nunca.

Soñarte grises,
tengo tu derecho,
dejar de pensar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s