Cuántas caricias negó la duda

Para la bella extranjera.

 

Esta es la escena, un par de nostalgias,
pues no somos la mitad de las palabras,
tierno es el desdén,
una tilde va de costado y llueve, esquiva y sangra,
desde hace poco, imagina cuántas venas tiene todavía.
 
Tu noche lame mil versos
y olvida decirte buenos días,
dime una vez más, la última,
cuántas caricias negó la duda.
 
Esta es la escena, un par de nostalgias
oprimen el deseo, las manos sangran
también en primavera,
mientras tanto, el ardor en los espejos
dibuja, cada día, una mitad en celo.
 
Tu noche escribe mil versos
y olvida decirte buenos días,
dime una vez más, la última
cuántas caricias negó la duda.
 
Esta es la escena, un par de cuentos,
algunas voces y tu sino en el bolsillo,
tierno es el desdén,
un reloj se niega a usar preservativo,
desde hace tanto, imagina cuántas noches tiene todavía.
 
Tu noche escribe mil versos
y olvida decirte buenos días,
dime una vez más, la última,
cuántas dudas negó la caricia.
 
Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s