La bárbara y enorme pedrada

Mis violentas flores negras; y la bárbara
y enorme pedrada; y el trecho glacial.
Y pondrá el silencio de su dignidad
con óleos quemantes el punto final.
 César Vallejo.

Afuera, alguien conserva la distancia,

solo uno y tú afuera, el invierno tiene otro nombre,

menos visceral, un triste por ciento más hermoso,

la boca de tu boca tiene un cuerpo vigoroso,

tus labios, otros labios, aun más lejanos que tu lengua.

 

Afuera, un abismo es apenas una rendija hacia el presente,

de caer, no soltemos las palabras, juntos, legado de silencios,

y la serpiente tan indiferente como nosotros mimos,

uno muere de ternura en tus manos sin soltar el abecedario,

y sonríes, sabemos que la distancia nos relega de antemano.

 

Afuera, alguien, quizás uno de los dos, dibuje cada tanto

un signo de interrogación, el viento se desnuda ante nosotros,

el abismo nos espera, caer en voz baja, juntos y despacio,

no soltemos las palabras, juntos legado de silencios,

pero somos felices, mañana el invierno tendrá otro nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s