Mes: julio 2013

 

tengo otro ruido

de cartón indigno

de metal insano

tengo el cuento

en la otra mano

cuando te odie

más que amarte

y este pueblo

determine siendo

apenas otro sueño

tengo el ruido

tan pronto tanto

de caricia andante

de metal insano

tengo otra coma

para negarte

y este llanto bajo

de corcheas indecentes

tengo otro ruido

contigo dulce inocente

 

Anuncios

 

la luna el río

la noche tu boca

el lamento y el silencio

tan poco para estar sorprendido

cuando la muerte venza y lo demás se olvide,

de la luna, el río, la noche que nace en tu boca

del lamento y del beso, cuando en silencio te acompañe

y se desaten todos los ecos, el verdor misterioso de tus luegos

¿Cuántas personas maravillosas

me quedan por reconocer,

cuántos gatos lejanos deben morir

en la ventana para dolerme en el beso,

cuántos años habrán de sucedernos

sin escuchar siquiera una palabra oculta

y sin nadie más que la lluvia en tu regazo,

cuentos cuántos serán necesarios

para torcer al cisne que llovemos dentro,

cuántas personas maravillosas

me quedan por olvidar

y cuántas más esperan en la estación,

cuántas avenidas del café serán

las que junten los recuerdos y solo eso,

cuántas persianas que no tienen respuesta?

qué más da si todavía puedo sonreír.