la luna el río

la noche tu boca

el lamento y el silencio

tan poco para estar sorprendido

cuando la muerte venza y lo demás se olvide,

de la luna, el río, la noche que nace en tu boca

del lamento y del beso, cuando en silencio te acompañe

y se desaten todos los ecos, el verdor misterioso de tus luegos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s