uno debiera tener las manos aladas

mirar también donde el sol no indigna

mirar a todos por igual 

y no preguntarse qué hace falta para ser feliz

Anuncios

One comment

  1. Sí, en realidad no deberíamos preguntarnos nada, ni porqués, ni cuándos, ni cómos, ni dóndes… pero nos puede la curiosidad aunque sepamos que la respuesta puede dolernos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s