tomo en cuenta el piadoso parpadeo,

la boca y el refugio

tomo una palabra, la más pequeñita de todas, 

me mira y parece dudar, 

y tiene cientos de preguntas, certezas y desmanes,

desvelos en cualquier estación, 

deseos de morir, tercetos

deseos de cantar y entregar los odios, 

algún recuerdo o nuevo adiós, 

y tomo en cuenta, también, 

el tranquilo parpadeo de tu boca cuando escribo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s