apenas si somos el rincón viernes

y nos gusta quedarnos en silencio

observando todo, nuestros dedos

dibujando siluetas entre el humo

y la oscuridad azul de la palabra,

mirándonos como si el odio existiera

escribiendo nuestros nombres al revés

y dejando una gota de lluvia en la pared,

observando con calma el correr desnudo

de nuestros cuerpos en el poema

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s