te alejé de escribir

y viniste con cinco cigarrillos

con la certeza en la bufanda

y el dolor en cualquier otro café

hablandole a la luna de tus mujeres

para nadie somos todo

y el odio nos entretiene mientras tanto

mientras se termina el adiós

ya sé que me iré también

y después volverás después

así, sin la ternura del andante

me alejes escribirte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s