Detrás de la ventana

La mujer que habita detrás de la ventana es la línea del poema. La leo y la observo con la curiosidad de un gato. De pronto sus ojos se han vuelto hacia mí, indiferentes, como reflejados en el felino animal. Como un gato te observo, tu mirada se pierde en el ordenador, y me pregunto cuándo habré de leerte después del sexo, libre y tierna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s