Poesía

Tengo tan pocas palabras que a veces sonrío y me pregunto qué he sido todo este tiempo.

Anuncios

Cuando creo haberte olvidado, y solo leo entre líneas particiones de palabras y conjuntos vacíos de lo que pudo haber sido una sonrisa.

Cuánto te fuiste

Todavía no sé decir cuánto te fuiste y si volverás cada vez que te escribo. Y tengo la voz en algoritmos y en vasos de datos, analizo la probabilidad de que regreses por aquella ventana o por el lugar donde te olvido, mientras el aire respira, y el agua intenta llover desde lugares imprecisos. Quizás el viento aprenda a respirar en cantos y colores y dejemos el tiempo para después,  y aprendamos juntos a emocionarnos hasta las palabras, aquellas gotas de felicidad nostalgia. Quizás así deje de preguntarme cuánto te fuiste.

conviene guardar silencio,

escuchar atentamente las gotas de lluvia,

echarse a caminar

y no mirar atrás

hasta que pasen las palabras

y el viento olvide lo que fuimos

hasta que entienda lo que escribo