Algoritmo

Amar

Amar es tal vez el algoritmo más perverso que existe.

Anuncios

Te escribo entre paréntesis

 

Me duele hasta que
haces falta y las nociones 
suelen parecer despliegues, 
pliegos eternos sin razón, 
destinos de un mundo indiferente.

Te llamo algunas veces,
te escribo entre paréntesis,
con dioses suicidas en mi lengua,
con algoritmos suculentos 
en tus ojos

y algunas frases que tú más que nadie 
registras cuando me voy,
cuando me rompes, 
cuando te crees transparente.

Y ahuyentas corazones
que destrozan palabras,

y detienes el tiempo, 
y te importa poco 
lo que sangre,
lo que persiga anhelos 
y desbarate mi nombre.

Pero te escribo 
y contestas con puntos aparte,
con perdidas notas,

y me entretiene
la bondad que fluye,
tu mentira hecha de flechas rojas,
la sanguinolenta frente ensimismada,
tu corazón perdido en la hoguera,

me entretienes toda,
pero sé que no me quieres.

http://libeasler.blogspot.com/

Algoritmo blando

 

Algoritmo blando y sesión escarlata,
plata negocio blanco en cualquier,
sólo pecados y exhibir a precios de demanda
los vientos después, lunes al garete,
ciernes en casi, viernes entre tanto.

Algoritmo disfrazado,
las llagas al costado de lo bueno,
antes nunca, antes y por ahora,
por necio que perezca vivir en lagunas,
mental y estimo la primera cuentos.

Quise ser un verbo, al menos uno con pocos
indeseos, con cientos ave de menor vuelo,
costumbre escribir lilas y paralelos,
luego vienen los recuerdos y lo olvidas todo,
el ya no y las manos en pleno sol deseo.

Entre tantas muertes, fabriquemos una de metal,
una vida que se muera sola y no necesite nuestra ayuda,
fábrica de silencios y versos, fábrica de cantos,
un lunes vienes y otro he vuelto a decirte nada,
antes de los velos, el café esperando taza y camino.