Distante

Desde diciembre

 

Desde diciembre,
desde el lado insano del poema,
a veces intento
y dejo el sabor a metal
entre tus labios,
alguna cucharada de sigilo,
algún otro que te cuente.

Desde hace poco,
a finos trazos y recorres,
como antes, la misma escritura,
con sílabas distintas,
con salivas de rencores,
el sueño despertar
en algún otro suelo.

Desde hace tanto,
que dejó de ser tiempo,
dejó en la esquina un bardo
y una herida,
dejó un dedo
señalando un orgasmo
de material deicida.

 

Anuncios

Ningún poema para ti

 

Existe en algún rincón

perfumado del olvido,

en las entrañas más finas del dolor,

entre cuerdas flojas mariposas,

ningún poema para ti.

 

Estoy seguro que hace poco

te tuve muy segura y viva,

y sonreías más de la cuenta,

gratis y sin tapujos primaverales.

 

Y no estás a la vuelta de la esquina

ni en mis aspectos distantes de querer,

nunca supe brindarte versos de Satán.

 

Hoy gracias al viento es lo único que escribo

con los orgullos hechos de artrópodos

y tu mirada aquí y allá, distante.