Jazz

Blues for Alice


Blues for Alice
Charlie Parker
Amar de piedra. Levantar el saxo,
sostener una nota y dejarla caer,
y no saber qué hacer.
Para alguien, para nadie y por ahora,
dudemos de nosotros, verbo innecesario.
Una nube de algodón
que descanse temprano y despierte tus ojos,
que te ame ayer.Levanta este compás y truena,
bocado, beso y límite tercero,
truena, intacto clavel de rosas,
el sonido también conoce cuántas noches.
Clavel enamorado de otras cosas,
uno y solo ninguno, más de lo necesario,
cuando te escriba sin acentos
de animales que obran con voz propia y pregonan adioses,
tan faltos de lenguas verdaderas
como esa nube de algodón que no sabe cómo llover.

But not for me

Para la bella extranjera.

 

Tal vez queremos con la escritura de otro

y recordamos aquello,

inútil, aunque cueste y demuestre lo contagio

y preguntamos antes de amanecer

cuántas canas de tomar el pelo

 

le tengo miedo

le tengo miedo al amanecer

le tengo mientras en el bolsillo

y espero devolvérselas nunca

le tengo miedo al amanecer

 

la tengo al alcance de las manos

al alcance de los versos,

aunque cueste preguntarnos

cuál de todas es ella

la que vendrá y tomará el alcázar

 

tal vez porque las voces despiertan

desiertos en do menor y agreden

tal vez queremos con la escritura de otro

de alguien menos perverso que mortal

la tengo al alcance de una regresión

 

detengo miedo

detengo miedo al anochecer

detengo, mientras ella busca mi norma

no existe una distancia para equivocarnos

le tengo miedo al amanecer.

Te escribo entre paréntesis

 

Me duele hasta que
haces falta y las nociones 
suelen parecer despliegues, 
pliegos eternos sin razón, 
destinos de un mundo indiferente.

Te llamo algunas veces,
te escribo entre paréntesis,
con dioses suicidas en mi lengua,
con algoritmos suculentos 
en tus ojos

y algunas frases que tú más que nadie 
registras cuando me voy,
cuando me rompes, 
cuando te crees transparente.

Y ahuyentas corazones
que destrozan palabras,

y detienes el tiempo, 
y te importa poco 
lo que sangre,
lo que persiga anhelos 
y desbarate mi nombre.

Pero te escribo 
y contestas con puntos aparte,
con perdidas notas,

y me entretiene
la bondad que fluye,
tu mentira hecha de flechas rojas,
la sanguinolenta frente ensimismada,
tu corazón perdido en la hoguera,

me entretienes toda,
pero sé que no me quieres.

http://libeasler.blogspot.com/