Palabras varias

Juguemos

 

Ven y luego juguemos a hacernos un mañana,

juguemos con las palabras hasta que el sol desierte

y deje un frío silencioso en miles de lenguas de distancia.

 

Ven y compra mi alma, ven para saberte lejos,

orgullo libre de las cosas, cantar hasta desierto,

ven y luego dejemos un destino en tragicomedia,

un dueño de nada a mitad un río de sonrisas.

 

Ven, luego el miedo nos olvidará entre tanto,

ven y juguemos hasta hacernos después luego,

dejemos de morir a cada instinto, dejemos.

 

Ven desdén luego, ven y prometo no saberte lejos,

que todos los días de lluvia acaricien tus dedos,

que todas las vías del odio encandilen tus sueños,

 

Dejemos de jugar a hacernos daño luego,

ven y juguemos a nacernos un mañana en tanto,

ven y vende mis palabras, compra una migaja de pan,

escribe hasta muy tarde, llora como nunca nadie.

 

Ven pequeña gitana de mirar distante,

ven y vende mis plegarias, compra un instinto drama,

ven y luego juguemos a hacernos un mañana.

 

Juguemos con las palabras hasta que el sol desierte

y deje un frío silencioso en miles de lenguas de distancia,

escribe hasta muy tarde, llora como nunca nadie.

Anuncios

Poema quiero

 
Quiero que recojas vinos y amores
y te levantes después del sexo para besarme.
 
Quiero ver como tus dedos
aprendieron a dibujar
tu silueta a la luz de ninguna luna.
 
Quiero, y bien lo sabes,
inventarte una palabra sin vocales ni consonantes,
pero con muchos orgasmos
 
que sea tuya, con o sin renuncia,
que sea fácil de olvidar
para que la recuerdes siempre.
 
Quiero silenciarte con palabras,
con mi calma y con algunos susurros de arena,
prisioneros en tu oído.
 
Quiero todas las gotas de lluvia sobre tu velo
y tu agonía marchitándose de tanta humedad,
quiero que humedezcan tu risa y ensueño.
 
Quiero escribirte sonetos en cada amanecer,
para que los aprendas de memoria
y los devores por las noches
cuando el miedo esté debajo de tu cama.
 
Quiero que aprendas a leer entre líneas
lo que a diario te escribo y cierra cicatrices,
te darás cuenta que no es mucho ni muy poco.
 
Quiero entrar en tu vida como un silencio
que te cale hasta los riñones, ser verde y celeste,
y tenerte siempre, ruidos, ecos y el bullicio muertos,
 
tocar tu oído sin que repares en ello
y quiero que no escuches mi ruido
 y cantes a capella mi silencio.
 
Quiero tanto y casi tanto, 
que no entiendo muchas cosas
ni comprendo si te quiero para amarte 
o es que te amo desde siempre.
 

Poema piel

Toco tu piel, suave y desnuda,

huele a sexo nuevo, a miles de orgasmos

aún muertos entre silabas y frases.

 

Toco tu piel desnuda, juego con tu seno

y en infinitos círculos paralelos llego,

desde aquí, hasta tu sexo libre,

huele a sexo y venas, huele triste.

 

Toco tus dedos y cada poema

que inventamos en la cama,

se escribe con semen y amor sudante,

 

Hacer el amor como quien inventa

algoritmos, a veces buenos, a versos tiernos,

toco tu piel desnuda para amarte.

http://libeasler.blogspot.com/2011/08/poema-piel.html

Algoritmo blando

 

Algoritmo blando y sesión escarlata,
plata negocio blanco en cualquier,
sólo pecados y exhibir a precios de demanda
los vientos después, lunes al garete,
ciernes en casi, viernes entre tanto.

Algoritmo disfrazado,
las llagas al costado de lo bueno,
antes nunca, antes y por ahora,
por necio que perezca vivir en lagunas,
mental y estimo la primera cuentos.

Quise ser un verbo, al menos uno con pocos
indeseos, con cientos ave de menor vuelo,
costumbre escribir lilas y paralelos,
luego vienen los recuerdos y lo olvidas todo,
el ya no y las manos en pleno sol deseo.

Entre tantas muertes, fabriquemos una de metal,
una vida que se muera sola y no necesite nuestra ayuda,
fábrica de silencios y versos, fábrica de cantos,
un lunes vienes y otro he vuelto a decirte nada,
antes de los velos, el café esperando taza y camino.

Volverte palabra

Volverte palabra,
volver contigo para quedarme
con tu ausencia,

volverte fragancia,
creer en el silencio
y en el fuego roto,
y así olvidarte.

Volverte cualquiera
y quedarme pensando,
en el fuego mismo
y en tus dedos.

Volver para quedarte,
volverte un dado de sueños
en algún renglón de tu cuello,
colmarte de nada y serte nadie.

Volverte palabra,
para dejarte,
asumir tus dedos muertos,
y mi muerte rendida a tus pies.

Volver contigo,
para partir volver,
y partir devoto,
volver a verte parir.

Volverte palabra,
para no pronunciarte,
para quemar mi lengua
y lamer mil fuegos.

Volverte,
para quedarte contigo,
volverte palabras varias…