Tiempo

Alguna otra felicidad

En la octava felicidad no comprendida

dejando un calor muerto de cenizas

y un aroma consigna de no haberte.

 

En la octava felicidad no comprendida

puedes buscar serena tentación y poco más

naufragar y estar desierto, beso traición.

 

Palabras van y lo demás es incierto

devolver tus párpados para no mirarte

o tal vez, sacerdotisa, impregnar rencor.

Seremos tarde

¿Qué hacer si mañana a esta hora seremos tarde? La tumba no alcanza y no creo que haya sido diseñada para comprenderlo, la luz no se filtrará y será muy tarde, al menor susurro un quejido despertará las otras voces, el grito desde el cielo, el sueño olvidado y la canción de cuna. Será tarde para contarte la historia de tu vida o escribir dos poemas en tus brazos, dos y ninguna fiebre. ¿Qué hacer si mañana a esta hora seremos tarde? 

 

En una mirada

Porque inventamos todo,

porque la duda invierte

en nosotros demasiado,

porque los doce muy poco.

Tal vez dejemos el por qué,

un lugar lleno de mientras fugaces,

tal vez condenemos al orgullo,

por ahora, algún tibio deseo

corrompe en rededor,

mágica voz en truenos,

incluye cierto roce tuyo.

Porque inventamos todo,

tal vez dejemos el por qué

en una mirada te quiero.